29 de julio del 2014

Patatas ilustradas III: Soprano


Hay quienes oyen hablar de los Soprano y les entran unas repentinas ganas de “freír” a algún enemigo. Nada más lejos de nuestra intención. Aunque precisamente la sartén es lo que mejor le sienta a la variedad que os presentamos: las patatas Soprano.

De sobra es conocida la relación de la mafia con la cocina, un maridaje que ha dado lugar a excelentes recetas. En este caso, la patata Soprano viene dispuesta a atacar la nevera para acompañar grandes platos en forma de guarnición ya que es especialmente apta para freír.

Eso sí, que nadie se confunda con el aspecto desaliñado de algunos gánsteres porque la patata Soprano se caracteriza por una piel limpia y por su buena conservación.

La patata Soprano ya ocupa un lugar privilegiado en la serie de patatas ilustradas de Patatas Gómez, de la que también forman parte la patata Monalisa y la patata Rudolph.