26 de febrero del 2015

Patatas Ilustradas V: Patata Liberta


Patata Liberta

Quienes quieren cocinar sin ataduras seguro que elegirían una patata como esta: la patata Liberta, muy versátil, apta para cualquier tipo de plato. Que hay que hacer una tortilla, esta patata es perfecta. Que hay que acompañar un plato al horno con unas patatas asadas, quedan en su punto. Que hay que preparar un guiso, sin problema ya que esta variedad no se disgrega en la cocción.

Liberta es la patata de las cocineras y cocineros libres, dispuestos a preparar toda clase de recetas, procedan de donde procedan. Es como si recibiera con los brazos abiertos todas las propuestas gastronómicas, sin importar su origen, al igual que la Estatua de la Libertad acoge a las miles de personas llegadas a la tierra de las oportunidades por el Atlántico.

Y, como símbolo de libertad, la patata Liberta nos recuerda que, a pesar de algunos prejuicios dietéticos, la patata es un alimento prácticamente libre de grasa si se cocina adecuadamente. La patata es libre de gluten también, por lo que ofrece muchas posibilidades para elaborar menús para personas celíacas. Y, prácticamente, es libre de sodio y, por tanto, buena para prevenir la hipertensión. Por el contrario, es fuente de energía, vitaminas y minerales.

Por sus características, la patata Liberta es similar a la patata Monalisa, de forma ovalada y piel amarilla y lisa. Juntas forma parte de la Comunidad Potato de Patatas Gómez, de la que ya forman parte las patatas Rudolph, Soprano y Caesar.