25 de octubre del 2013

Patatas ilustradas I: Monalisa


Patata Monalisa

La célebre Monalisa es de piel fina, sin imperfecciones y de color amarillo claro. Y no, no hablamos de uno de los rostros más conocidos de la historia de la pintura sino de la variedad más solicitada a la hora de comprar patatas.

¿Y dónde estará la razón? Desde luego no esconde tantos misterios como el retrato de Da Vinci ya que el éxito de la patata Monalisa se debe a su versatilidad culinaria.

De hecho, aunque muchos no entiendan de patatas, seguro que son las que consumen de forma habitual ya que son válidas para freír, hervir, hornear, guisar hacer tortillas o preparar purés ya que no presentan disgregación tras la cocción (es decir, que no se deshacen) y absorben poco aceite durante la fritura. En definitiva, nunca fallan.

Por todo ello no es de extrañar que esta patata ovalada y carne amarillo claro sea la de mayor presencia en nuestros mercados. Eso sí, para que cumpla sus funciones tiene que ser de calidad. Por eso, en Patatas Gómez vamos allá donde están las mejores cosechas, las seleccionamos y las sometemos a cuidadosos procesos de control y refrigeración en nuestras instalaciones hasta su distribución.

Y, además, a partir de ahora será aún más fácil reconocer la apreciada Monalisa, no sólo por el nuevo packaging de Patatas Gómez sino especialmente porque le hemos puesto cara.

¿La has visto ya en tu tienda o supermercado habitual? ¡Compártelo con nosotros en Facebook y Twitter!.