12 de julio del 2016

5 razones para comprar patatas nuevas


Potato selecciona la mejor patata nueva

Somos especialistas en la patata y ahora estamos en nuestro mejor momento. Y tú también… porque puedes comprar patatas nuevas y disfrutarlas en su punto.

Te damos cinco razones por las que no debe faltar patata nueva en tu mesa este verano.

1.- Porque es de temporada

La patata nueva es patata fresca. Aunque puedes comprobar patatas todo el año y con calidad, ahora es el mejor momento de la patata. Con el buen tiempo llega el momento de la recolección y en el mercado puedes encontrar patata fresca durante todo el verano.

2.- Porque es producto español

La calidad de las patatas españolas es de sobras conocida y ahora aun más. Si te gusta la cocina de proximidad, incorpora patatas nuevas españolas a tu compra y tendrás un producto procedente del campo español directo a tu mesa.

3.- Porque tiene mejores cualidades nutritivas

Siempre recordamos que las patatas no engordan por sí solas ya que influye mucho la forma de preparación. Al vapor o hervidas apenas tiene calorías pero la patata nueva, al tener menos almidón, es menos calórica. Aporta más vitamina C, menos sodio y es la mejor para comer con piel, que es donde la patata tiene más fibra.

4.- Porque son las patatas de mayor calidad

La patata nueva se cuece rápidamente y queda sabrosa. No obstante, donde más podrás apreciar su calidad es al freírlas. Crujientes y doradas por fuera, tiernas por dentro. Así queda la patata nueva española en la sartén.

5.- Porque Patatas Gómez selecciona la mejor patata

Patatas Gómez garantiza patata de calidad durante todo el año y, en temporada, es todavía mejor por tratarse de producto fresco, de proximidad, más nutritivo y las que mejor quedan al cocinarlas. La selección comienza en los campos españoles que producen las mejores patatas y se envasan cuidadosamente en las bolsas de Potato. ¡Así puedes disfrutar de patata nueva blanca y roja!

El truco

¿Quieres comprobar si lo que acabas de comprar es patata nueva? Además de por su sabor y textura, tan sólo tienes que raspar un poco la piel. Al ser patata fresca, la piel es más delicada y basta con pasar suavemente un cuchillo para retirar la piel.

Deja un comentario

  • (no será publicado.)

Introduzca el siguiente número >