26 de octubre del 2017

Patatas Gómez apuesta por la patata aragonesa


Venta de patatas aragonesas

Todos los agentes implicados en el consumo y venta de patatas se han unido para impulsar la patata aragonesa. Patatas Gómez lidera junto a Almacenes Bonel el conjunto de empresas, productores, cooperativas e investigadores que han decidido formar un grupo de cooperación para mejorar la producción y comercialización de la patata de calidad y proximidad de Aragón.

El objetivo es que la patata aragonesa sea más conocida por el consumidor y se puedan dinamizar sus ventas.

A pesar de que la patata es uno de los productos básicos de la dieta de los aragoneses, el número de hectáreas de cultivo ha descendido considerablemente en Aragón en la última década, pasando de más de 5.000 a las 600 hectáreas actuales. El principal motivo de este descenso se debe al clima extremo aragonés que no favorece que la patata tenga un aspecto atractivo y uniforme. Sin embargo, sí hace que la patata aragonesa sea de gran calidad culinaria.

“Se trata de concienciar y reeducar al consumidor para que valore las propiedades organolépticas de esta patata más que su visualización”, según ha explicado Eduardo Ramos, director comercial de Patatas Gómez.

Además, la venta de patatas de Aragón encaja con la apuesta por fruterías y restaurantes de ofrecer a sus clientes productos de proximidad. “Es una patata que puede estar en los tres canales. Ya estamos en contacto con alguna superficie de distribución”, cuenta Eduardo Ramos.

El grupo acometerá también otras líneas de acción, dentro de un horizonte 2020, que se centrarán en intentar que esta patata tenga una mayor durabilidad y en tratar de mejorar su aspecto exterior.

Campaña de concienciación

A todo ello, se sumará la puesta en marcha de una campaña para concienciar al consumidor aragonés sobre las bondades de esta patata y comprobar su respuesta, si está dispuesto a sacrificar apariencia visual por calidad y por un producto de proximidad. “Contra el clima no se puede luchar, pero la clave del éxito estará en transmitir al consumidor que es una patata fea pero que es la mejor“, indica el director comercial de Patatas Gómez.

Esta campaña se llevará a cabo en un primer momento en Aragón, aunque no se descarta que posteriormente se ponga en marcha en otras zonas o a través del canal online.

Envasado y distribución de patata aragonesa

Patatas Gómez se encargará del envasado y distribución de la patata aragonesa. Eduardo Ramos ha dado un avance de cómo será su identidad. Se conocerán en el mercado por el nombre de “Potatico”, que deriva de las patatas “Potato”, marca que lleva más de 20 años en el mercado con Patatas Gómez, empresa con una experiencia de más de 50 años en el sector de la patata.

Así, la venta de patatas aragonesa se realizará con un envase exclusivo primero en fruterías y pequeños establecimientos y más adelante en grandes superficies. Al logo de Potato se le añadirá un cachirulo para que se reconozca su origen aragonés, además de la bandera de la comunidad autónoma. También se quiere obtener el sello de calidad alimentaria.

Aparte de Patatas Gómez, el grupo de cooperación está formado también por Almacenes Bonel (producción y conservación), el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón y empresas como La Cumaga S. Cooperativa de Daroca, Bancal S.L de Almonacid de la Sierra, Cereales Teruel S. Cooperativa., S.Cooperativa. Comarcal Agraria Santo Tomás de Aquino, Daniel Muniesa Diaus y Gil & Pallarés.

Deja un comentario

  • (no será publicado.)

Introduzca el siguiente número >