22 de agosto del 2018

Patatas al horno con dip de parmesano a las finas hierbas


Patatas al horno con dip de parmesano a las finas hierbas.

Los amantes de la patata caemos en el error en pensar que únicamente podemos comer patatas como plato principal o como aperitivo con la mítica salsa brava. Cuando pensamos en alguna receta que lleve una salsa siempre tendemos a freír la patata y ahí es dónde nos equivocamos, pues no hay nada más exquisito que una patata bien hecha al horno y si le añadimos una salsa diferente… ¡éxito asegurado! Como es el caso de esta receta: Patatas al horno con dip de parmesano a las finas hierbas de Minue (Trendencias). Os vamos a enseñar un aperitivo con el que triunfaréis con vuestras visitas. ¡Apunta!

Ingredientes para cuatro personas

Para las patatas al horno

4 patatas Monalisa medianas
Aceite de oliva virgen
2 dientes de ajo
Papel de hornear

Para el dip de parmesano

2 yogures griegos
1/2 vaso de parmesano rallado
Perejil picado
Romero
Aceite de oliva
Pimienta, sal
Zumo de medio limón

Elaboración

Empezamos preparando las patatas al horno, que no serán fritas, las haremos al horno previamente calentado a 180º. Pelaremos las patatas y las cortaremos lo más fino posible para que queden crujientes. Consejo: Utiliza la mandolina para cortarlas, te quedarán muy finas y homogéneas. Las colocaremos en bandejas con papel de hornear untado de aceite para que no se pegue y un diente de ajo restregado.

Tiempo de horno: 20-25 minutos a 200º, cada horno es un mundo, así que lo mejor es que nos vayamos asomando a ver cómo van y que no se nos quemen.

Aprovecharemos el tiempo mientras se hacen las patatas y nos ponemos con el dip de parmesano.

Añadiremos todos los ingredientes en un cuenco y los mezclamos suavemente, es decir, que no usaremos la batidora porque sino la salsa nos quedará demasiado líquida y queremos que tenga consistencia. Una vez terminemos, repartiremos la salsa en cuatro vasos.

Cuando las patatas estén listas, dejaremos que reposen unos minutos y quitaremos el aceite que sobre con papel de cocina absorbente.

¡Y a disfrutar!