29 de mayo del 2017

Ensalada de patata nueva roja


Patata nueva para ensalada

La patata nueva es perfecta para la elaboración de un clásico de la cocina alemana: la ensalada de patata. Cuando llega el calor, apetecen este tipo de platos, ¿verdad?

Nosotros completamos la receta germana con un toque. Bueno, en realidad con dos ya que te proponemos una doble alternativa para completar la comida: una vinagreta de mostaza de Dijon o salsa de yogur.

La variedad de patata nueva elegida es la Rudolph. Como sabrás es una patata roja especial para cocción ya que no se disgrega al hervir.

Ingredientes

• 4 patatas nuevas medianas. Variedad recomendada: Rudolph
• Cebollino fresco
• 2 pimientos verde medianos
• 1 diente de ajo
• Sal
• Pimienta negra

Dos opciones para el aliño:

• Vinagreta de mostaza a base de vinagre de vino blanco (un medio vaso), zumo de medio limón, aceite de oliva y una cucharadita de mostaza de Dijon en polvo.
• Salsa de yogur.

Paso a paso

Pon una olla con agua y un poco de sal a hervir.

Corta cada patata nueva roja en dados sin pelar y hiérvelas durante unos 15-20 minutos.

Una vez que puedas pinchar perfectamente las patatas (sin que lleguen a romperse), sácalas, escúrrelas y déjalas enfriar.

Pica el pimiento verde y el cebollino. Reserva la mezcla.

Frota el diente de ajo en el bol donde vayas a servir la ensalada de patata nueva, introduce las patatas y el picadillo de pimiento y cebollino.

Para el aliño, te planteamos dos opciones en función de las calorías que quieras consumir.

Por un lado, uno más ligero a base de vinagreta de mostaza. Para ello, mezcla con un tenedor el aceite de oliva con una cucharadita de mostaza de Dijon en polvo (disponible en la sección de especias o tiendas especializadas) y, una vez mezclados ambos ingredientes, añade el vinagre blanco y el zumo de medio limón y salpimenta.

Por otro lado, si no vigilas las calorías, puedes optar por una salsa ligera de yogur. Te recomendamos una versión casera ligera, a base de yogur natural sin azúcar, aceite de oliva, hierbas provenzales y una pizca de sal.

Para presentar el plato, puedes decorar con unas hojas de cebollino.

El truco

La patata con piel con aporta mayor cantidad de fibra a este plato. ¡Aprovéchala!

¡Y a disfrutar de esta receta de verano!