8 de noviembre del 2017

¿Cuáles son las mejores patatas para freír?


patatas freír

A estas alturas ya sabrás que no todas las patatas son iguales. Si quieres conseguir la guarnición perfecta para carnes y pescados, la primera buena decisión la tendrás que tomar en la frutería o supermercado. Elegir una variedad idónea de patatas para freír te va a garantizar el mejor resultado en tus platos. Te contamos cuáles son las mejores para conseguir las patatas fritas perfectas y, ya de paso, te damos algún truco a la hora de enfrentarte a los fogones.

Patatas para freír: las mejores variedades
En el mercado encontramos un gran abanico de patatas. Solo en Europa tenemos unas 300 variedades diferentes de patata. ¡Sí, 300 tipos de patatas! Y no todas ellas son patatas para freír.

Seguro que alguna vez te has encontrado con unas patatas fritas ennegrecidas o dulces. A lo mejor te han quedado más aceitosas de los que querías. Quizá estabas usando alguna patata roja, más indicada para cocinar hervida o al vapor.

Entonces, ¿cuáles son las mejores patatas para freír? Nos quedamos con cuatro variedades:

Patata Monalisa

Patata Caesar

Patata Soprano

Patata Agria

La patata Monalisa es una de las variedades más polivalentes, perfecta para todo tipo de usos. En la fritura, apenas absorben aceite, no se queman y las patatas quedan hechas por dentro y doradas por fuera. Su principal ventaja es que no es sólo una buena patata para freír; también consigue óptimos resultados al horno, cocida y en tortilla.

Potato Especial Freír

De hecho, la patata Monalisa es una de las variedades que se comercializan, junto a patatas Caesar, Soprano y Frisia, en la bolsa de Potato Especial Freír. ¡Conseguirás unas patatas de diez!

El truco de la doble fritura

Las patatas se cortan en tiras iguales. Los cortes de referencia suelen ser:

– Patata española o de batalla: de unos 5 centímetros de longitud y entre 1 y 1,5 cm de grosor
– En bastón: 5 centímetros de largo por unos 5 milímetros de ancho.

Muchos cocineros recomiendan dejar las patatas ya cortadas a remojo antes de freírlas. Hay quienes las deja unas horas, incluso toda la noche, para vayan soltando el almidón.
Una de las principales recomendaciones para freír patatas es optar por la doble fritura. Lo que suele hacerse es:

– Primera fritura a unos 140º y retirar antes de que cojan color
– Reposo en papel absorbente (incluso hay quien las mete en el congelador)
– Segunda fritura a 180º

¿Tienes ya claro cuáles son las mejores patatas para freír? ¿Has tomado nota del truco de la doble fritura? Ahora ponte manos a la obra y… ¡a por las patatas fritas perfectas!

Deja un comentario

  • (no será publicado.)

Introduzca el siguiente número >