17 de agosto del 2015

Ensalada de patata Monalisa a la mostaza


Ensalada de patatas Monalisa a la mostaza

¿A quién no le apetece una ensalada de patata en pleno verano? ¿Y alguien diría que no a un plato fresco pero a la vez sabroso? Hoy le damos un sabor intenso a nuestro alimento preferido con esta ensalada de patatas a la mostaza.

Aunque normalmente elegimos la variedad Rudolph para recetas que requieran cocción, esta vez nos hemos decantado por la patata Monalisa, que se caracteriza por su versatilidad como ya sabréis.

Podemos estar seguros de que la patata Monalisa no nos fallará a la hora de preparar esta receta y podremos dejarla enfriar tras la cocción sin temor a que se rompa.

Ingredientes para 2 personas:

3 patatas Monalisa medianas
1 diente de ajo
1 pimiento rojo
1 cebolla pequeña
1 ramita de perejil

Para la vinagreta:
El zumo de un limón
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
3 cucharadas de salsa de mostaza a la antigua (en grano)
Sal y pimienta

Para adornar: hojas de albahaca y cebollino

Tiempo de elaboración: 1 hora.

Elaboración:

Pelamos las patatas y las cortamos en mitades para ponerlas a cocer al vapor durante unos 20 minutos.

Mientras se hacen las patatas, preparamos el resto de ingredientes. Para ello, ponemos un chorrito de aceite de oliva en una sartén a fuego medio y hacemos un sofrito con el ajo, la cebolla y el pimiento rojo picados en juliana.

Para la vinagreta, mezclamos el zumo de limón con una pizca de sal y pimienta y, a continuación, vertemos el aceite de oliva (tres partes de aceite por una de limón) y la salsa de mostaza.

Colocamos las patatas sobre una fuente y las dejamos enfriar. Dejamos que el sofrito tome temperatura ambiente, lo agregamos a la vinagreta y vertemos esta sabrosa mezcla sobre las patatas. La mostaza realzará todo los matices y le dará un toque de intensidad a esta ensalada de patata.

Para finalizar, adornamos con unas ramitas de cebollino picado y unas hojas de albahaca.

Ya tenéis otra forma de disfrutar de la patata Monalisa con todo su sabor.

**El truco:
Además de elegir patatas de calidad, la clave de esta receta está en dar con el punto de la vinagreta. Para ello, es imprescindible utilizar aceite de oliva virgen extra y una buena salsa de mostaza a la antigua.