4 de abril del 2019

¿Cómo conservar la patata pelada que sobra?


Guardando las patatas peladas en agua fría se mantendrán en buen estado.

Cuántas veces te has puesto a pelar patatas y, de pronto, te das cuenta de que, en realidad, no necesitas tantas. Pero, ¿qué hacemos con esa patata ya pelada? La solución que se nos pasa a todos por la cabeza es meterla a la nevera, pero, ¡es un grave error! La patata comienza a ponerse negra por el frío y es inservible. Desde Patatas Gómez os traemos una serie de trucos para que esa patata que te sobra no se ponga mala y no la tengas que tirar a la basura.

Báñala en agua fría

Una de las posibles soluciones es meter las patatas en agua fría. Se llena un bol de agua fría y se introduce la patata que sobra en ella. Una vez queda la patata cubierta de agua, cubre el recipiente con papel de plástico y… ¡ya puedes meterla en la nevera! Si quieres que te aguante mejor te recomendamos que le eches unas gotitas de zumo de limón o de vinagre. Su ácido retiene el óxido manteniendo la patata en buen estado durante más tiempo.
Este truco también sirve si la patata está cortada y pelada,pero con una serie de excepciones. Si la patata está cortada, te aconsejamos cambiar el agua del recipiente un par de veces al día. Además no es recomendable, en este caso, mantenerlas tapadas.

Cúbrela con papel film

Otra manera de mantener la patata lo más perfecta posible es cubriéndola con papel de plástico. También puede servir una bolsa hermética siempre y cuando no dejemos aire dentro. Este truco consiste en que la patata quede totalmente cubierta con el plástico, una vez hecho, la metemos a la nevera y listo.
Es recomendable guardas las patatas envasadas al vació si queremos que nos duren más tiempo.

Al vacío de forma casera

Embutidos, carnes, todas las comidas se mantienen mejor guardadas al vacío y las patatas no son menos. La mejor forma de hacerlo es utilizando una máquina específica para esta función pero no te apures si no dispones de una, te vamos a enseñar cómo hacerlo de forma sencilla. Solo necesitas una bolsa hermética y agua.

– Mete las patatas que te han sobrado en la bolsa pero no la cierres del todo.
– Sumerge la bolsa en agua y verás como el aire sale por completo.
– Una vez vacía, retira el agua y cierra completamente la bolsa.
– A continuación mantenla en la nevera.

Esperemos que te hayan servido estos sencillos trucos para mantener las patatas una vez peladas. Aún así, ya sabes que lo mejor para que no se pierdan todas las propiedades es consumir las patatas nada más pelarlas.

Deja un comentario

  • (no será publicado.)

Introduzca el siguiente número >