21 de noviembre del 2018

5 razones por las que la patata mejorará tu rendimiento deportivo en invierno


Beneficios patatas para el deportista

¿Por qué hay que consumir patatas en invierno?

Seguir una buena alimentación es fundamental para cualquier deportista. Si bien es cierto que, durante el invierno, debemos elegir cuidadosamente los productos que vamos a ingerir y modificar algunos hábitos alimentarios con el fin de obtener el mayor rendimiento posible, reduciendo el riesgo de lesión. ¿Tengo que llevar una misma alimentación en invierno que en verano? ¿Influye que la práctica de deporte sea en interior o al aire libre? ¿Hay algún alimento que debo ingerir en mayor cantidad? Desde Patatas Gómez daremos respuesta a todas estas preguntas y es que, como patrocinadores de Fútbol Sala 2012, nos preocupa la alimentación de los deportistas y la patata es un alimento clave en ella. Además, es un alimento que gusta a casi todo el mundo porque existe una gran variedad de cocinarlo.

Las 5 razones por las que las patatas son buenas para los deportistas en invierno

1. La patata nos aporta energía:

Cuando practicamos deporte en invierno, aumentan las necesidades de agua, energía y nutrientes. Las patatas potencian la energía de nuestro cuerpo. Por ello, si las consumimos en la comida en vez de en la cena, mejoraremos nuestro rendimiento en la práctica deportiva.

2. La patata aumenta nuestras defensas:

Practicar deporte al aire libre en invierno supone exponer al cuerpo a temperaturas muy bajas y este puede resentirse. La patata es un alimento rico en vitamina C. Por ello, aumenta las defensas y refuerza el sistema inmunológico. Así, evitaremos coger resfriados o gripes, teniendo que interrumpir la práctica deportiva.

3. Nos ayuda a regular la actividad de los músculos:

Otra de las propiedades de incluir la patata en nuestra dieta de invierno para mejorar el rendimiento deportivo es que tiene potasio, un mineral que regula la actividad de los músculos y los nervios y los líquidos y sales minerales de nuestro cuerpo. Además, la patata minimiza el riesgo de sufrir calambres y es que, después de realizar una actividad física intensa, nuestro cuerpo pierde mucho potasio, provocando que el deportista se sienta cansado y tenga calambres.

4. Nos ayuda a bajar de peso:

Las patatas son bajas en calorías. Por ello, son muy recomendables en la práctica deportiva. Sacian nuestro apetito durante más tiempo, evitando que aparezca la sensación de hambre cuando estamos practicando deporte. Esto siempre y cuando las cocines de manera adecuada, y es que la misma cantidad de patata puede pasar de aportar 80 calorías por cada 100 gramos si las hervimos, a más de 450 calorías por 100 gramos si se fríen.

5. Disminuyen la inflamación:

Las patatas nos ayudan a disminuir la inflamación interna, sobre todo cuando las cocinamos en el horno, ya que es un alimento suave y ligero, lo que facilita su absorción, y es rico en fibra, por lo que ayuda al sistema digestivo y alivia los cálculos renales. Puntualmente, también puede ayudar a disminuir una inflamación externa, si frotamos una patata pelada y cruda en la zona afectada.

Esperamos que estos consejos te hayan resultado útiles y, si practicas deporte en invierno, recuerda incorporar la patata en tu alimentación para obtener todos sus beneficios y mejorar tu rendimiento. Llámanos al 976 47 15 34 y te indicaremos dónde puedes encontrar Patatas Gómez cerca de tu hogar.

Deja un comentario

  • (no será publicado.)

Introduzca el siguiente número >